foto1
foto1
foto1
foto1
foto1

Aparatología Médica

Fisioterapia

Electromedicina

Fisio-Estética

Grupo Publisac

BioDiatermia ®

Ondas de Choque

Ecógrafos

Equipos de Presoterapia

Electrocardiógrafos

Aparatología Rehabilitación

Equipo EPTE

Equipos E.P.I.®

¿Qué es la cavitación?

La cavitación se define a partir de la generación controlada y repartida de micro-burbujas de vacío en el interior de un líquido, fluido o material fisiológico, seguido de su propia implosión. Este método se caracteriza por lograr romper las difíciles estructuras de los depósitos grasos localizados. Estas zonas suelen ser resistentes a las dietas de adelgazamiento, dado su carácter de almacenamiento y no son fáciles de eliminar, tampoco, a través del ejercicio o los masajes. La cavitación consigue actuar sobre estas zonas, liberándolas de la grasa. Es un reafirmante muscular y moldeador del cuerpo que obtiene resultados en pocas sesiones.

El principio básico de la cavitación no había sido usado por la medicina estética, hasta hace poco. Provoca la destrucción de la célula adiposa con la consiguiente transformación de la grasa en una sustancia líquida (diglicérido) que será eliminada a través del sistema linfático y vías urinarias. Las células grasas se ven expuestas a una sobre presión, que rompe sus membranas, desencadenando la destrucción de los adipositos. La grasa que contienen los triglicéridos se fragmenta en diglicéridos, pudiendo ser, éstos últimos, expulsados a través de la orina. A través de una emulsificación de la grasa, se consigue cambiar el estado de los depósitos grasos, pasando de sólido a líquido, convirtiéndolos en una sustancia fácil de eliminar mediante la orina. Se aconseja una dieta hipocalórica y la ingesta de al menos dos litros de agua antes y después de cada tratamiento, dado que es una parte imprescindible para poder eliminar la grasa.

La terapia por ultrasonidos consiste en estimular los tejidos vivos mediante vibraciones acústicas con una frecuencia superior al umbral de audición, es decir, mayores de 20khz. La potencia máxima permitida actualmente es de 3 w por cm cuadrado.

Frecuencias usadas en fisioterapia

    1 MHz acción profunda.

    3 Mhz acción superficial.

Efectos biológicos principales

Mecánico: la vibración de los tejidos crea un micro masaje a nivel celular, facilitando el desplazamiento de líquidos.

Térmico: el aumento ligero de temperatura causa una dilatación a nivel micro circulatorio que favorece la circulación.

Efecto bioquímico: destrucción de bacterias (p.ej. Estreptococos).

Cavitación: formación de burbujas de aire e implosión de las mismas. Este fenómeno se usa para combatir la celulitis disolviendo los adipocitos.

Principales dolencias que se tratan con ultrasonidos

Tendiditis, bursitis, capsulitis, enfermedad de duplay, enfermedad de dupuytren.

Artrosis, artritis.

Edemas, contracturas.

Fracturas (tratadas con bajas potencias).

Modalidades de aplicación

Modalidad por inmersión: se lleva a cabo sumergiendo en agua tanto la zona que se debe tratar como el cabezal apuntando hacia ella. Método dispersivo, requiere un instrumento de elevada potencia.

Modalidad por contacto directo con cabezal móvil: se lleva a cabo un masaje continuo usando gel o cremas.

Modalidad por contacto directo con cabezal fijo: se lleva a cabo un tratamiento con gel o cremas manteniendo el cabezal fijo.

Existen algunas variantes dentro del campo de los tratamientos que integran la cavitación en su proceso de acción. Encontramos la cavitación estable, la doble cavitación y la ultra cavitación.

La primera modalidad es la llamada tradicional que funciona según el esquema explicado anteriormente. Es una alternativa a la liposucción quirúrgica, menos agresiva y más cómoda. Es un tratamiento que reduce la celulitis y los panículos adiposos con muy buenos resultados.

La doble cavitación, por otro lado, es el efecto producido por dos ondas de frecuencias distintas y combinadas, generando de forma controlada y repetitiva micro burbujas de gas. Paralelamente estas ondas interactúan generando un elevado aumento de temperatura interna por el efecto de vibración de la resonancia molecular y de la cavitación. El efecto de las burbujas es el aumento de temperatura interna, dado que acumulan energía, hasta que se colapsan e implosionan. Las células adiposas se exponen a esta energía, y por lo tanto se destruye de forma selectiva la grasa con la consiguiente transformación de esta sustancia líquida, que después será eliminada a través del sistema linfático y urinario. Si se combina este procedimiento con el endomasaje, se genera una succión sobre la célula y se produce un estiramiento del tejido, aportando oxigenación a la zona, así como una mejor irrigación sanguínea.

Este tratamiento permite por efecto sonoforético una penetración de los principios activos y enzimas de cosméticos, consiguiendo un aporte muy importante de nutrientes muy beneficiosos para el organismo. Es muy recomendable realizar un drenaje en la zona justo después de la sesión para ayudar a la eliminación. No necesita anestesia y está dotado con la máxima seguridad para el paciente con un diagnóstico y un control previo realizado por el propio aparato. Permite resultados visibles a partir de la tercera sesión y con un efecto duradero. Se trata de un sistema que asegura eficacia y estabilidad a lo largo del tiempo.

Por otro lado la ultra cavitación incorpora ultrasonidos de baja frecuencia, que logran romper el tejido graso sin dañar la micro circulación. A través de las ondas que propagan vibración de ultrasonidos, se genera una sucesión de burbujas que crean una compresión estable capaz de separar los nódulos grasos, romper la membrana de los adipocitos y emulsionar la grasa que albergan.

Duración de los tratamientos

Normalmente los tratamientos duran 35 minutos, que se reparten en una sola área de trabajo: abdomen, glúteos, zona externa o interna de la pierna. En cada sesión, hay una reducción de volumen aproximada de unos 2 cm. Se recomienda realizar entre 6 y 12 sesiones, dependiendo de la zona tratada y del estado del paciente. El mínimo de sesiones recomendadas es de 6 a 10.

¿Cómo se hace el tratamiento?

Lo primero que se debe hacer es seguir una dieta baja en grasas durante el tratamiento ya que no es lógico que por un lado estemos intentando eliminar grasa y por otro le estemos dando más grasa al cuerpo. También es muy importante beber como mínimo dos litros de agua los días anteriores y posteriores al tratamiento para así ayudar a nuestro cuerpo así como hacer un poco de ejercicio, al menos intentar andar una hora al día.

Las sesiones se deben realizar cada 72 horas, tiempo necesario para que el organismo elimine la grasa tratada.

Contraindicaciones

No deben realizarse este tratamiento aquellas personas con problemas auditivos ni aquellas con problemas importantes de sobrepeso u obesas. Éstas debieran antes realizar un programa de adelgazamiento y luego acompañarlo de la cavitación o de cualquier otro método que les ayuden a reafirmar y corregir volumen.

Como todos los tratamientos, éste no debe ser un plan aislado, debemos acompañarlo de aquello que nos va a ayudar a mantenernos en buenas condiciones físicas y mentales: dieta equilibrada y ejercicio.